Actualidad


Marta Perez, Campeona de Europa Sub-18 con el Equipo Nacional

Una soberbia y espectacular reacción, labrada en el momento más oportuno, cuando la situación adquiría los tintes más oscuros, ha propiciado el triunfo de España en el Campeonato de Europa Sub 18 Femenino por Equipos que se ha celebrado en Golf Kaskada Brno (República Checa), donde el conjunto español, vibrante y espectacular a lo largo de todo el torneo, superó a Italia por 4 a 3 en una final para enmarcar en el recuerdo.

 

 

El palmarés español en esta competición se nutre con otra medalla de oro que añadir a las otras seis conseguidas en 1991, 1993, 1997, 2001, 2002 y 2003, una lustrosa hoja de servicios que se completa con dos medallas de plata (2006 y 2012) y otras seis de bronce (1995, 2004, 2009, 2010, 2011 y 2013), un total de quince veces subiendo al podio de este Europeo Sub 18 Femenino por Equipos.

 

 

El conjunto español, integrado en esta ocasión por la gaditana María Parra, la malagueña Ana Peláez, la valenciana Marta Pérez, la navarra Elena Hualde, la barcelonesa Paz Marfá y la madrileña María Herráez, todas ellas capitaneadas por Mercedes Gómez Arbex y con Marcelo Prieto de entrenador, funcionó como un reloj de principio a fin de la competición, primer clasificado en la fase previa, solvente triunfo ante Holanda en cuartos de final y convincente victoria ante Austria en semifinales.

 

 

Ya en la gran final, con Italia como rival, el equipo español dio una lección de lucha, pundonor y acierto, las características precisas para revertir una situación que se tornó dramática cuando las italianas, en los foursomes, se adjudicaron los dos puntos en juego tras superar a María Parra y Marta Pérez en el hoyo 17 y a Ana Peláez y Elena Hualde en el hoyo 21, una batalla maratoniana desnivelada in extremis del lado transalpino.

 

 

Con 0-2 en contra, era preciso ganar al menos cuatro de los cinco partidos individuales, un planteamiento convertido en gesta gracias al ilusionante trabajo conjunto de todas y cada una de las jugadoras españolas, que cual mosqueteras convirtieron en posible aquello que no lo parecía.

 

 

Esa capacidad de superación hizo que el fiel de la balanza se fuese equilibrando muy poco a poco, con contundente triunfo de María Parra por 4/2, con oportunas victorias

de Elena Hualde y Ana Peláez, ambas por 2/1, que enjugaban lo justo la derrota de Paz Marfá ante Carolina Caminoli (2/1), una concatenación de resultados que dejaba todo a expensas de lo que ocurriese en el choque entre María Herráez y Arianna Scaletti, un duelo espectacular, vibrante, tenso, por momentos esquizofrénico, que precisó incluso ampliar su demarcación de juego más allá de los 18 hoyos, un hoyo adicional de desempate donde pudo pasar de todo pero donde lo que pasó fue que María Herráez, soberbia, acertó a ofrecer el punto que convertía en oro el trabajo de todo el equipo español.

 

 

 

Convincente victoria española ante Austria en semifinales

 

 

España alcanzó la gran final tras superar a Austria en semifinales por 4.5 a 2.5 en un duelo tremendamente intenso de principio a fin.

 

 

El equipo español, que venía de adquirir la condición de cabeza de serie en la fase clasificatoria y de superar de manera convincente a Holanda en cuartos de final, afrontó el duelo ante las austriacas con la misma fe en la victoria y las enormes ganas de ganar que le han caracterizado desde el primer minuto de este Campeonato de Europa.

 

 

El conjunto austriaco, como se preveía, fue un rival muy duro de roer, una resistencia bien manifestada durante la celebración de los foursomes, resueltos con empate a 1 punto.

 

 

María Parra y Marta Pérez, siempre en vanguardia ante Lea Ziitler y Emmma Spitz, resolvieron su choque en el hoyo 17, un punto muy importante enjugado por Austria gracias al mayor acierto de Katharina Baratta-Isabella Holpfer frente a María Herráez-Ana Peláez, a las que derrotaron el último hoyo tras librar una cruenta batalla.

 

 

La tensión, palpable en todas las acciones, se reprodujo con toda su intensidad en los partidos individuales, donde sólo uno se caracterizó por un abrupto desequilibrio, el forjado por María Parra desde el hoyo 1 ante Katharina Baratta, a quien derrotó por un inapelable 6/5.

 

 

De la tremenda igualdad se despojó parcialmente la austriaca Leonie Bettel en su choque ante María Herráez, a quien le dio la mano en señal de triunfo en el hoyo 16.

 

 

La nueva igualdad fue desequilibrada gracias al acierto de Ana Peláez, de nuevo un ejemplo de entrega y disposición en los hoyos finales, virtudes indispensables para superar a Isabella Holpfer por 2up, otro punto clave que adquirió el calificativo de definitivo en el choque entre Marta Pérez y Emma Spitz, un toma y daca taquicárdico que se resolvió a favor de la española en el hoyo 19, una extensión premiada con la victoria y el pase a la gran final que hizo innecesario la conclusión del enfrentamiento entre Paz Marfá y Lea Zeitler, que se dio por empatado.

 

 

Triunfo solvente ante Holanda en cuartos de final

 

 

España superó en cuartos de final, en un duelo más reñido de lo que parece, la resistencia de Holanda, a quien derrotó por 4.5-2.5.

 

 

España se adelantó en el marcador con contundencia, por 2-0, durante la celebración de los partidos por parejas. El equipo español, que brilló con especial intensidad a lo largo de las dos jornadas de la fase clasificatoria, saldadas en ambos casos con gran éxito, lo que le llevó a ocupar la primera plaza, mantuvo el buen tono en estos primeros compases de la lucha por el título, superando a las dos parejas holandesas por caminos bien distintos.

 

 

La contundencia de María Parra y Marta Pérez ante Ross Haarman y Romy Meekers –a quienes dominaron desde el primer momento hasta doblegarlas por 3/2– contrastó con las dificultades de Ana Pélaez y María Herráez en su choque frente a Zhen Bontan y Marti Harryvan. Las españolas, siempre a rebufo, protagonizaron una espectacular reacción en los últimos hoyos que les permitió voltear la eliminatoria, 1 hoyo abajo en el 15 que se transformó en un 2up final que insufló mucho ánimo a todo el equipo español.

 

 

Con 2-0 a favor, se precisaban al menos otros dos puntos en los duelos individuales, uno de los cuales cayó pronto del lado español gracias a la garra y acierto de Ana Peláez, que arrasó literalmente a su rival Mayka Hoogeboom, 4 abajo ya a mitad de recorrido antes de ceder por 5/4.

 

 

El otro punto, sin embargo, tardó más en llegar toda vez que la holandesa Zhen Bonton dominó por completo a Paz Marfá (5/4) y que Elena Hualde, muy solvente hasta la recta final, no pudo frenar el impresionante empuje en los últimos hoyos de Marit Harryvan (2up).

 

 

María Parra, por su parte, siempre fue a rebufo de Ross Haarman durante la segunda parte de la vuelta –su partido se dio finalmente por empatado–, por lo que el desenlace del duelo se concentró en la brillante actuación de Marta Pérez, siempre por delante en el marcador ante Rommy Meekers, tres arriba en el hoyo 9, dos arriba en el 13, lo mismo en el 16… antes de doblegarla por completo, aplicando la determinación y el empuje que caracterizó hasta ese momento al equipo, en el hoyo 17 por 3/1.

 

 

El equipo español

 

 

Veinte países participan en esta competición. El conjunto español está integrado por la gaditana María Parra, la malagueña Ana Peláez, la valenciana Marta Pérez, la navarra Elena Hualde, la barcelonesa Paz Marfá y la madrileña María Herráez, todas ellas capitaneadas por Mercedes Gómez Arbex, con Marcelo Prieto de entrenador.

 

 

España, quince medallas en la historia del torneo

 

 

El equipo Sub 18 Femenino español suma quince medallas en la historia del torneo, siete de ellas de oro (1991, 1993, 1997, 2001, 2002, 2003 y 2015). Además ganó la medalla de plata en las ediciones de 2006 y 2012 y la bronce en otras seis ocasiones (1995, 2004, 2009, 2010, 2011 y 2013)

 

 

En la edición del año pasado, España logró la quinta plaza en el Europeo celebrado en Eslovaquia después de vencer por un contundente 4.5 a 0.5 a Inglaterra en la última ronda de la competición, que concluyó con triunfo de Francia. Terceras en la fase previa, las españolas tropezaron in extremis en cuartos de final ante Alemania en un duelo que pudo igualmente haberse decantado del lado español.

SpanishEnglishFrenchGermanSwedish